Un vistazo a Luis Baylón

© Bernard Plossu

Charlamos con el maestro Luis Baylón con motivo de la celebración de su exposición “Par de dos”.
Le hacemos una batería de preguntas para que, quienes le desconozcan, se hagan una idea de su carácter y talento,  y luego le preguntamos por esta nueva exposición.

 

CUESTIONARIO

¿Cómo empezaste en este oficio?   Empecé pronto, a los 18 años, de casualidad, porque a mí me gustaba mucho el cine y no pude estudiar porque en ese año de 1975 cerraron la escuela de cinematografía de Madrid, así que compré una cámara  Canon Ftb  con una lente de 50 mm a un amigo en apuros y ya….empecé a rodar…digo a disparar.

¿Te acuerdas de cuál fue tu primera cámara?   Cómo he dicho, la Canon Ftb

¿Cuál fue la primera foto o fotógrafo que te impresionó?   Sin duda, cómo no, las de Cartier-Breson…pero luego se me pasó, en cuanto empecé a mirar más libros y revistas de fotos….me encantaba el neorrealismo.

¿La última foto o el último fotógrafo que te ha hecho sentir lo mismo?   Creo que Vivian Maier me ha renovado y ratificado en las ganas y las maneras que siempre me han gustado…es de la escuela de la foto callejera sin  mensaje….por puro placer…como fuente de conocimiento (¿cursi no?).

¿Con qué cámara sueles disparar? ¿Te da igual una que otra?  Empecé con  la Canon , luego una Nikon F , también una Nikkormat, y una Mamiya 645 , hasta que mi padre me dejó probar su querida Rolleiflex 2.8 doble objetivo y me enamoré (cursi again), así que se la chirlé , había competencia con mis brothers, y es mi preferida….ya he comprado cinco

¿Tienes una óptica favorita?  La misma focal  de la visión humana, o la que más se aproxima, o sea el 50mm para 35, o el 80mm para formato medio, etc….

¿Horizontal o vertical?   Pienso que es indiferente…lo importante es la imagen.

¿Qué prefieres disparar a tiempo y hacer lo que esperabas o no llegar a tiempo y sorprenderte?   Pues joder…, lo mejor es pillar lo que se te presenta y hacerlo bien o excelente, mejor, aunque admito que alguna vez he tenido chorra y ni siquiera me acordaba de haberlo hecho y zás….fotón! Pero son las menos, excepciones gratificantes en este caso y viceversa…el proceso fotográfico argéntico tiene mucho recorrido hasta la copia final, que es lo que cuenta, y muchas veces, desgraciadamente la he cagado…siempre hay una primera vez para todo….siempre aprendiendo de los errores, es el único consuelo que nos queda para que no vuelva a suceder.

¿Reencuadras las fotos?   A ver….cuando disparo procuro encuadrar para no tener que reencuadrar después, así que no suelo hacerlo, pero lo veo “lícito”….Walker Evans sacaba 4 ó 5 fotos del mismo negativo, según pasaba el tiempo…yo no lo suelo hacer y además me gusta presumir incluyendo el borde negro…pero a veces sí lo hago y entonces utilizo el corte seco en los bordes.

¿Cómo te has adaptado al mundo digital?   Seré sincero, no me he adaptado, pero quiero matizarlo. Utilizo los ordenadores desde que edité mi primer libro, allá por 1996, pues las fotomecánicas funcionaban así desde mucho tiempo atrás. En 1980 vi el primer ordenador en mi vida, un Mac (se siente)…en Holanda , en una cía. de retratos de colegios., o sea que estoy muy familiarizado con ellos y gusto de dar las pautas para que los operadores lo hagan como a mí me gusta y quiero que queden en la pos impresión, pero no me gusta ponerme delante de ellos mucho tiempo, me aburren , cansan y desesperan con sus 1001 virguerías…Entonces con el correr de los tiempos pues me he tenido que acercar más por cojones…y así lo he asumido e intento aprender . Es menester gastarse la lana y hacerse con  un buen equipo y echarle muchas horas, así que es como empezar una carrera nueva  con todo lo que conlleva.

¿Digital o químico? ¿Por qué?   Para mí químico, sin duda…porque me mola lo primero, porque lo controlo lo segundo y he tardado mucho en llegar a un grado de excelencia profesional ineludible, y lo tercero  porque expresa con rotundidad lo mejor de mi sensibilidad y visión del mundo, lo que me sale de las tripas (nunca mejor dicho). No hay color…la luz es blanca…y su ausencia es el negro….el color depende del prisma con que se mira….es cierto… o con la luz que le cae. Pero entiendo que para trabajar hoy en día hay que estar preparado y saber manejarse también con lo digital, es impepinable si quieres trabajar.

¿Que películas utilizas?   Desgraciadamente esta pregunta no tiene mucho recorrido…se están dejando de fabricar casi todas….yo usaba mucho 220 de formato medio….ya no la hacen más, y así con muchas otras….sólo nos queda la TriX 400 asa de toda la vida…. ¿hasta cuando?

¿Retocas las imágenes? ¿Con que software?   En blanco y negro se le dice “puntear”, pues se intenta parecer al grano de la película, y sí, es inevitable, con un pincel 0 de pelo de nutria, es el ideal. Y en las digitales con el photoshop CS5 (pero sólo gateo todavía).

¿Cómo ves el panorama a día de hoy?   Naturalmente en blanco y negro; para variar.

PAR DE DOS

[galleryview id=1]

¿Cómo surgió la serie par de dos?
Por puro azar, por hacer fotos en la calle, porque me gusta dejarme llevar y sorprenderme.

¿Te acuerdas de la primera foto de la serie?
La primera que hice  es la de los dos ciegos con boina y gabardina en 35 mm.

¿Trabajar en series es una manera habitual tuya de trabajar?
Lo de las series surge cuando uno se da cuenta que al fotografiar instintivamente las fotos se parecen o que repites el mismo motivo que te atrae, entonces surge la serie. Hasta que no vi en mis contactos 4 o 5 fotos que eran así, de individuos que parecen clones, o mejor dicho, dos gotas de aguas, no me enteré.

¿Crees que todos tenemos nuestro tocayo en algún lado?
Fíjate, fuimos a USA a NY a casa de los abuelos de Tyra (la hija de Baylón N. del E.) y encontré una foto de familia de unos amigos de ellos, y de repente me dije: ¡pero si este soy yo! …de verdad, era clavadito a mi, por eso pienso que no sólo habrá un tocayo, sino que pienso que estemos metidos en una serie de individuos clones, al menos por fuera.

¿Crees que en todas partes hay pares de dos o solo en España?
Por supuesto, en esta expo que pretendía ser sólo par de dos madrileños se han colado cuatro o cinco de Zaragoza, Zamora y Marsella. Os diré que si publicase un libro gordo –pues hay uno pequeño que me hicieron los chicos de Fotomecánica Lucam, edición no venal- sería de todos los par de dos de todos los sitios a los que he viajado, y os aseguro que se doblaría o triplicaría el volumen de esta serie, muy divertida. Sí, en todos los sitios cuecen habas.

¿Cómo haces para ver tantos “pares de dos”?
Cuando se quedó Mina (la mujer de Baylón  N.del E.) preñada, empecé a ver preñadas por todas partes, y hasta entonces no me había fijado, por lo que pienso que debe ser una disposición anímica la que contribuye a la que te fijes.

¿Cada vez nos parecemos más?
Yo creo que siempre nos hemos parecido y además nos gusta hacerlo, es un tipo de autoafirmación de pertenencia al grupo, nos da seguridad.

¿Es la primera vez que expones este trabajo?
No, es la segunda, la primera fue en un bulevar de Alcobendas, en unas grandes marquesinas de 2×2 m, 32 imágenes, quedó muy chulo.

¿Cómo surgió la oportunidad de exponer en CentroCentro?
Pues fue idea de unas amigas que conocí cuando me dieron el premio de la Comunidad allá en 2001, se lo dijeron al comisario A. Castellote, que me lo propuso y tras mucho suspense, salió.

¿Vas a continuar con la serie o la das por finalizada?
Las series no se acaban nunca, tal vez la intensidad con que las sigues disminuye, pero siempre te tientan, aunque te vuelves más selectivo. Finalizarán cuando diga bye bay definitivamente a este mundo cruel.